20 octubre 2007

La Caja de Canarias ayuda a la atención a los inmigrantes en Lanzarote

LANZAROTE ACN.

Las Palmas de Gran Canaria

La Obra Social de La Caja de Canarias ha concedido una ayuda de 28.500 euros a la asociación Las Palmas Acoge, con objeto de sufragar el mantenimiento del Centro de Día y Albergue de Lanzarote para inmigrantes solicitantes de asilo y desplazados forzosos. Este centro atiende a unas 1.500 personas al año, aunque el número de beneficiarios indirectos de su labor social supera las 3.000 personas, entre parientes y seres cercanos.

El presidente de La Caja de Canarias, Antonio Marrero, y el presidente de Las Palmas Acoge, Manuel Pedro Dévora, firmaron hoy este convenio de colaboración, mediante el que Las Palmas Acoge podrá seguir facilitando en el Centro de Día y Albergue de Lanzarote su constantes asesoramiento al colectivo de inmigrantes y personas en situación de exclusión social, así como cursos de español, actividades de ocio, y albergue 24 horas al día. Con estas iniciativas, Las Palmas Acoge garantiza una acogida mínima y el acceso a comida necesario para aquellas personas sin alojamiento, favoreciendo su estancia legal y su alfabetización, al mismo tiempo que proporcionando un necesario asesoramiento jurídico.

Las principales barreras a las que se enfrentan los inmigrantes, solicitantes de asilo y desplazados forzosos que llegan a las Islas radican en las dificultades para la regularización jurídico-laboral de las autorizaciones de trabajo, residencia, o permisos de visado, así como su excesiva burocratización.

Además, existe poca información y asesoramiento social, les resulta imposible acceder a la justicia gratuita de personas indocumentadas, y padecen situaciones de explotación y discriminación laboral. La precariedad laboral y económica es palpable, y su desprotección jurídica y escasa participación social les lleva en muchos casos al deterioro progresivo y marginalidad. Ante esta situación, Las Palmas Acoge pone en marcha, gracias a la colaboración económica de La Caja de Canarias, varios proyectos de información, asesoramiento y actuación, dirigidos por expertos y profesionales, con objeto de facilitar su integración.

El último de los objetivos de la puesta en marcha de estos proyectos por parte de Las Palmas Acoge es sensibilizar e ir creando una conciencia de solidaridad con los más desfavorecidos, aportando datos y experiencias de que “no todo lo de fuera es malo”. De esta forma, entre la población de acogida (la población canaria) se fomenta una serie de valores positivos hacia la inmigración. Se trata en definitiva de colaborar en la construcción de una sociedad multiétnica y multicultural, que respete los valores de todos, así como sus diferencias.

Fuente: canariasoriental.com

No hay comentarios.: